Bacterias específicas en el intestino delgado son claves para la absorción de la grasa (Cell Host Microb)

Los resultados de un nuevo estudio sugieren que tal vez se podrían usar prebióticos o probióticos para mejorar la absorción de nutrientes en personas con trastornos de malabsorción.