La mortalidad por EPOC ha aumentado un 11% en el mundo en los últimos 25 años

Durante el mismo periodo la mortalidad por asma ha descendido un 26,7%.