Un estudio alerta de que la soledad y el aislamiento social aumenta el riesgo de muerte prematura

Igual o incluso más que la obesidad.