El exceso de suplementos de calcio parece asociarse a un mayor riesgo de muerte por cáncer (Ann Internal Med)

Por otro lado, la ingesta adecuada de vitamina K y magnesio está relacionada con un menor riesgo de muerte y el consumo racional de vitamina A, vitamina K y zinc está asociado a un menor riesgo de muerte cardiovascular.