La vacunación en la infancia contra el VPH reduce drásticamente el cáncer cervical en mujeres jóvenes (BMJ)

Según un estudio escocés, recibir tres dosis de la vacuna a las edades recomendadas de 12 a 13 años se asocia a una profunda reducción de la enfermedad cervical siete años después.