Staphylococcus aureus resistente a meticilina se puede propagar fácilmente en entornos domésticos (Lancet Infect Dis)

Investigadores de Estados Unidos describen cómo la bacteria se introduce en los hogares y se transmite entre los miembros de la familia.