Unos 4 millones de niños en todo el mundo desarrollan asma cada año por la contaminación relacionada con el tráfico (Lancet Planet Health)

Un estudio estadounidense basado en datos de 2010 a 2015 estima que el 64% de los nuevos casos ocurren en áreas urbanas.