La restricción calórica y una dieta baja en grasas protegen a ratones frente al envejecimiento cerebral (Front Mol Neurosci)

Un estudio holandés revela que ejercicio es significativamente menos efectivo que la restricción calórica para prevenir los cambios relacionados con el envejecimiento.